APNEA

DEL SUEÑO:

¿CAUSA DE LAS

ENFERMEDADES CARDIACAS?



Una serie de nuevos estudios científicos

demuestran que la APNEA DEL SUEÑO puede ser un factor de riesgo en el desarrollo de las enfermedades del corazón, debido a la forma en que el músculo cardíaco se afecta cuando dejamos de respirar brevemente mientras dormimos.


Fue hace aproximadamente tres décadas (en el año 1965) cuando la  apnea del sueño atrajo la atención médica por primera vez. Los investigadores comenzaron a ingresar a nume-rosos voluntarios en los llamados  laboratorios de sueño (con el propósito de medir su ritmo respiratorio y la intensidad de su actividad cerebral durante las horas de la noche, mientras dormían) y descubrieron que muchas más personas de las que hubieran podido suponer presentaban este tipo de trastorno del sueño, en el cual el paciente dormido cesa de respirar durante algunos segundos, varias veces en la noche. Hoy, este trastorno ––que es muy frecuente, aunque pocas veces es debitamente diagnosticado por los médicos–– vuelve a provocar la atención científica a nivel internacional, aunque en esta ocasión por motivos muy diferentes. Los estudios científicos más recientes sugieren que:


  1. ViñetaLa apnea del sueño pudiera desempeñar un importante e insidioso papel en la salud del corazón, promoviendo y agudizando algunos trastornos cardíacos,  entre los que se incluyen el fallo congestivo del corazón, la hipertensión,  y  la angina pectoris.


Todavía muchos cardiólogos y pacientes cardíacos no están debidamente  informados acerca de la situación que recién se acaba de identificar, pero las evidencias acerca de la relación entre la apnea y las enfermedades cardíacas siguen acumu-lándose constantemente,  y van en aumento. “Una serie de estudios limitados que se han venido realizando durante los últimos cinco años, pero que han resultado en extremo convincentes, señalan que existe un fuerte y definido vínculo entre las enfermedades del corazón y la apnea respiratoria”, explica el Doctor James Kiley, Director del Centro de Desórdenes e Investigación del Sueño, en los Institutos Nacionales de la Salud de los Estados Unidos. “Y algunas de estas investigaciones hasta sugieren la importancia que tiene el tratamiento de la apnea del sueño como forma efectiva para proteger la salud del sistema circulatorio en el  ser humano”.

   Como los estudios desarrollados hasta el momento son relativamente limitados (porque no incluyen más de varios  cientos de pacientes, una muestra que para una investigación científica no se considera completamente adecuada), es im-portante mencionar que el vínculo entre la apnea del sueño y las enfermedades del corazón no ha sido todavía comprobado de una forma definitiva. De cualquier forma, los beneficios que augura el poder aclarar definitivamente este misterio son real-mente prometedores, ya que la salud del sistema circulatorio de millones de personas podría ser debidamente  protegida. Y éste es el motivo fundamental por el cual diferentes grupos de científicos norteamericanos han comenzado a desarrollar un estudio de cinco años ––en varios centros de investigación científica de ese país–– para determinar si la apnea del sueño es una causa directa de las enfermedades del corazón o si es sola-mente un síntoma asociado a ellas.



LAS INTERRUPCIONES DE LA

RESPIRACION DURANTE EL SUEÑO

SOBRECARGAN Y FATIGAN

AL CORAZON... SILENCIOSAMENTE


Las breves interrupciones de la respiración que la apnea provoca durante el sueño, someten al músculo cardíaco a un esfuerzo que sólo puede ser calificado de violento. Cuando una persona que sufre de apnea deja de respirar, el cerebro reacciona inmediatamente e inicia una respuesta llamada de lucha o escape que puede repetirse hasta sesenta veces en sólo una hora, sometiendo al corazón a sacudidas continuas a través de toda la noche. En lugar de ser sosegado y reparador, el sueño se vuelve entonces  disociador... ¡y hasta peligroso! Pero este peligro potencial que representa la apnea para cualquier corazón saludable, parece tener implicaciones especialmente serias en el caso de los millones de pacientes que ya han desarrollado diferentes niveles de  trastornos cardíacos, sobre todo en el caso del denominado fallo congestivo del corazón, un trastorno de la capacidad del corazón para aportar suficiente volumen de sangre a todos los tejidos del cuerpo, lo cual provoca que los fluidos se acumulen en los pulmones, en las piernas,  y en los pies (por eso el nombre de congestión). La mayor parte de los pacientes que padecen del  fallo congestivo del corazón toman una gran variedad de medicamentos para mejorar su respiración normalmente dificultosa durante el día, pero a pesar de ello su condición continúa deteriorándose progresivamente. Muchos de ellos presentan una falta de aliento tal que ni siquiera pueden dar unos pocos pasos sin sentirse realmente exhaustos.

   Sin embargo, a pesar de las consecuencias negativas que puede tener la apnea del sueño para la salud del corazón, la mayoría de las personas que presentan este trastorno del sueño ni siquiera sospechan que lo padecen, aun cuando muchas de ellas son ya pacientes que sufren afecciones cardíacas. Un reciente estudio ––en el cual cuarenta y dos  pacientes con fallos del corazón fueron invitados a pasar la noche en un laboratorio de sueño–– reveló que casi el 50% de ellos tenía una severa apnea del sueño que, curiosamente, nunca había sido diagnosticada.

  


EL DESARROLLO DE LA APNEA DEL SUEÑO...

UN PROCESO LENTO Y SILENCIOSO


El comienzo de la apnea es lento y silencioso; a los pacientes no se  les presenta súbitamente un dolor ni les embarga un malestar en  particular que pueda anunciarles que algo en su organismo no está funcionando debidamente. Además, como los síntomas se presentan durante la noche, mientras duermen, por lo general no se dan cuenta de lo que les está sucediendo. Por otra parte, los médicos muchas veces no asocian la apnea del sueño con el tipo de síntomas que este trastorno suele provocar en sus pacientes, incluyendo fatiga, presión arterial elevada, estados de depresión,  y hasta impotencia sexual (en el caso del hombre). Desde luego, su  difícil y costoso método de diagnóstico también contribuye a que el desorden continúe afectando silenciosamente a la mayor parte de sus víctimas, ya que para  diagnosticar la apnea, las personas necesitan pasarse un par de noches conectadas a una máquina especial en un laboratorio de sueño, a un costo que puede oscilar entre los mil y los dos mil dólares. No obstante, si bien la mayor parte de los pacientes de apnea permanecen sin que la condición sea diagnosticada en ellos, se considera que la incidencia de este trastorno en la población es elevado. Tan sólo en los Estados Unidos, se estima que aproximadamente el 10% de los hombres,  y el 5% de las mujeres, sufren de apnea del sueño (la condición es menos frecuente en las mujeres debido a la progesterona, una  hormona típicamente femenina que promueve la respiración.



TIPOS DE APNEA Y SU  RELACION

CON LAS ENFERMEDADES DEL CORAZON


Existen dos tipos de apnea del sueño, y ambas  están relacionadas con las enfermedades del corazón:


  1. Viñetala apnea central; y

  2. Viñetala apnea obstructiva.


La primera (la apnea central) es más común en los pacientes que sufren del fallo congestivo del corazón. Tales pacientes no tienden a roncar durante la noche y muchos de ellos ni siquiera presentan sobrepeso, lo cual  se considera que es  un factor de riesgo para desarrollar la apnea. De hecho, muchos de estos pacientes pueden desarrollar la apnea del sueño después de haber  sufrido un ataque al corazón u otros daños cardíacos; pero una vez que la apnea se manifiesta, comienza un círculo vicioso que va provocando daños adicionales en el corazón. Así, por ejemplo:


  1. ViñetaUn corazón dañado no bombea suficiente sangre para que la misma sea oxigenada en los pulmones y ––como consecuencia de ello––  los pulmones se pueden llenar de fluido y el nivel del dióxido de carbono aumentar.

  2. ViñetaDurante el día, los receptores que se encuentran en una arteria del cuello detectan el bajo nivel de oxígeno que hay en la sangre, y envían señales al cerebro que hacen que la persona continúe respirando normalmente. Así, la mayoría de los pacientes con fallos del corazón hiperventilan todo el día para poder obtener el volumen de oxígeno que sus cuerpos necesitan.

  3. ViñetaSin embargo, cuando estos mismos pacientes duermen, el proceso se complica: durante el sueño, el cerebro entra en un estado neuroquímico diferente al que mantiene mientras la persona está despierta.

  4. ViñetaSi estos mismos receptores detectan niveles bajos de oxígeno durante las horas del sueño, ellos retardan el envío del mensaje al cerebro, y el paciente deja de respirar.

  5. ViñetaDespués de muchos segundos, una especie de alarma es activada y el proceso de la respiración es reactivado, pero sólo después de haber causado ciertos problemas serios: la alarma estimula el tronco cerebral y la corteza superior, la cual despierta (usualmente sin darse cuenta) y reacciona intensamente. Según el Dr. Kiley, “en esta respuesta de sobresalto, el organismo libera una cantidad de adrenalina que causa que la actividad del  corazón se acelere. Al mismo tiempo, el nivel bajo de oxígeno provoca que la presión sanguínea se eleve”. Esta elevación crónica de la adrenalina y de la presión arterial provoca latidos del corazón irregulares; además, la presión sanguínea elevada durante todo este tiempo reduce la capacidad del corazón para bombear la sangre. Como es evidente, en los casos de fallo congestivo del corazón, dormir puede provocar que la enfermedad cardíaca empeore.


Aunque los especialistas prescriben medicamentos para bajar la presión sanguínea a estos pacientes, hay que considerar que  están tratando al paciente basados en la presión arterial que registran en él durante el día, sin darse cuenta de que ésta puede subir a niveles mucho más elevados durante las horas de la noche. Además, algunos de los medicamentos interfieren con el sueño, lo cual empeora la apnea  y colocan una carga de trabajo aún mayor sobre el corazón.

  

El segundo tipo de apnea (la apnea obstructiva) es más común en personas que presentan un exceso de peso, con cuellos gruesos. La tonicidad de los músculos mantiene la garganta abierta durante el día, pero por la noche, el peso del cuello grueso estrecha el pasaje de aire, y la lengua cae hacia atrás y lo cierra. La persona entonces se verá literalmente obligada a luchar para poder respirar. Cuando esto sucede, las arterias en el pulmón detectan el bajo nivel de oxígeno e inmediatamente se contraen. El ventrículo derecho del corazón (el cual envía la sangre a los pulmones) tiene que bombear más fuertemente para compensar la incrementada presión. Con el tiempo, el ventrículo derecho sufrirá daños; mientras tanto, los receptores de oxígeno del cerebro seguirán estimulando la corteza y creando estragos con la adrenalina. A consecuencia de este proceso, todas las personas que sufren de apnea del sueño obstructiva roncan, aunque es importante aclarar que no todos los que roncan  presentan  este tipo de apnea.



LA SOLUCION DEL MISTERIO SE APROXIMA... ¿MIENTRAS TANTO?

¡VIGILE SUS RONQUIDOS NOCTURNOS!


Alentados por todos estos resultados, distintos grupos de científicos norteamericanos han comenzado a realizar un estudio conjunto a gran escala que comprende a unas 6,000 personas que presentan riesgos de desarrollar enfermedades cardíacas; entre las mismas se encuentran individuos que presentan una historia familiar de la enfermedad, una predisposición genética hacia la misma, además de aquéllos que sufren habitualmente de presión arterial alta. Los sujetos serán divididos en dos grupos:


  1. ViñetaLos que ya presentan una enfermedad del corazón;  y

  2. Viñetaaquéllos que hasta el presente no la han desarrollado.


El proceso del sueño de cada persona será controlado en su propio hogar, utilizando para ello un chaleco especial que se colocará en el pecho, así como algunos electrodos que serán aplicados en la frente y en uno de los dedos. El equipo grabará los patrones de sueño de cada individuo, los cuales serán luego analizados por las computadoras para detectar la presencia de una apnea central  u obstructiva. “Si las personas que sufren de apnea presentan más ataques al corazón y más enfermedades cardíacas  severas a lo largo del tiempo que dure el estudio, ello será una fuerte indicación de que este  trastorno del sueño es, por sí solo, un poderoso factor de riesgo para desarrollar las enfermedades del corazón”, anuncia el Dr. Kiley.

   Pero mientras el misterio acerca de la relación entre la apnea del sueño y las enfermedades cardíacas no sea aclarado completamente, los científicos  al menos están tratando de informar al público en general al respecto. El mensaje ––por el momento–– es simple:


  1. ViñetaSi  durante la noche usted ronca, o si alguien que duerma con usted y se mantenga atento a su sueño le haya dicho que usted parece sufrir de esos episodios de interrupciones en su respiración en determinados momentos de la noche (en los que prácticamente tiene que jadear por aire), usted pudiera tener algo más que un ruidoso hábito nocturno: sus ronquidos podrían estar poniendo en peligro la salud de su corazón.


¿Qué hacer? Consulte la situación cuanto antes con el cardiólogo, y pídale que lo refiera a algún laboratorio de sueño que pueda existir en la ciudad donde vive. Una serie de pruebas puede determinar si sufre de la apnea del sueño y comprobar cómo la condición puede estar afectando su corazón. Si así fuera, un tratamiento preventivo contra el desarrollo de trastornos cardíacos (bajar de peso, dejar de fumar, controlar la presión arterial, y hacer alguna actividad física moderada pero constante) definitivamente puede evitarle ser víctima de un peligroso accidente cardiovascular.


 

LO QUE USTED

DEBE SABER

SOBRE LA

APNEA

DEL SUEÑO


La apnea del sueño consiste en el cese temporal de la respiración mientras la persona duerme  profundamente. Se trata de un trastorno del sistema nervioso central, y afecta a hombre y mujeres de todas las edades, aunque las estadísticas muestran que es más común a partir de los 60 años de edad y en los individuos obesos.



¿CUALES SON

LOS SINTOMAS?


  1. ViñetaPeríodos largos (hasta de 1 y 2 minutos) en los que la persona deja de respirar mientras duerme. La condición puede ser detectada por otras personas, aunque el método de diagnóstico más preciso se obtiene por medio de la investigación en un laboratorio del sueño.

  2. ViñetaSensación de asfixia causada por la obstrucción de la garganta por la úvula y otros tejidos, así como por la relajación muscular. Esto provoca ciclos de sueño, asfixia, despertar violento, somnolencia, y nuevamente sueño. Los ciclos pueden manifestarse a lo largo de todo el día.



¿QUE CAUSA

ESTA CONDICION?


  1. ViñetaPor lo general, factores subyacentes que no han sido identificados.

  2. ViñetaUna obstrucción de los pasajes respiratorios, especialmente en las personas que presentan un exceso de peso.

  3. ViñetaAlgún trastorno en el sistema nervioso central (un tumor en el cerebro, una infección cerebral causada por virus, un infarto, etc.).


Además, los riesgos de que se produzca la apnea del sueño aumentan con:


  1. ViñetaSituaciones de estrés, incluyendo la ansiedad y la depresión.

  2. ViñetaEl haber sufrido recientemente un infarto cardíaco.

  3. ViñetaLa obesidad.

  4. ViñetaLa senilidad.

  5. ViñetaEl hecho de que la persona fume.

  6. ViñetaEl consumo excesivo de alcohol.

  7. ViñetaEl uso de determinadas drogas.



¿CUALES SON

LAS POSIBLES COMPLICACIONES?


  1. ViñetaDepresión e incapacidad productiva debido a la falta de sueño.

  2. ViñetaDaños permanentes al cerebro causados por los episodios recurrentes de flujo inadecuado de sangre al cerebro.

  3. ViñetaIrregularidad en el ritmo cardíaco.

  4. ViñetaFallo congestivo del corazón.



TRATAMIENTO


  1. ViñetaSi los estudios realizados al paciente en el laboratorio del sueño demuestran que sufre de esta condición, hasta ahora el  tratamiento más revolucionario para controlar la apnea del sueño es el uso de las máscaras llamadas C.P.A.P. (vea la explicación en el artículo), que envía una suave presión de aire a los pulmones cuando la respiración cesa momentáneamente.

  2. ViñetaEn algunos casos, la cirugía es necesaria para controlar la apnea (traqueostomía), cualquiera que sea el factor que la esté causando.

  3. ViñetaSi el especialista considera que la apnea es causada por el hiperdesarrollo de las amígdalas y las adenoides, puede recomendar la eliminación de las mismas.

  4. ViñetaUn medicamento (llamado protriptilina) puede aliviar la condición en algunas personas.



¿QUE PUEDE HACER?


  1. ViñetaSi la apnea del sueño se presenta solamente mientras usted duerme bocabajo, trate de dormir de lado.

  2. ViñetaHaga ejercicios físicos moderados diariamente, pero evite una actividad física intensa antes de acostarse.

  3. ViñetaSi presenta un exceso de peso, elimínelo.




LA MASCARA NOCTURNA:

UNA POSIBLE

SOLUCION

A LA APNEA


Algunos de los estudios desarrollados han demostrado que el tratamiento  sin medicamentos –es decir, empleando  sólo una máquina que envía aire a los pulmones durante la noche–  puede hacer verdaderos milagros en algunos de los pacientes con fallos cardíacos: su presión arterial baja, su fatiga desaparece,  y hasta pueden reducir su necesidad de medicamentos químicos. En uno de estos estudios  –desarrollado por el Doctor Douglas Bradley, Director del Laboratorio de Investigaciones del Sueño en la Universidad de Toronto, Canadá–  se realizó la siguiente comprobación:


  1. ViñetaSe le pidió a ocho hombres obesos con apnea del sueño obstructiva y fallos del corazón sin causa conocida, que usaran durante la noche un aparato especial de respiración (llamado C.P.A.P., siglas de su nombre en inglés Continuos Pneumatic Airway Pressure),  el cual usa una máscara facial para enviar una suave presión de aire a los pulmones. “Cuando se aplica presión a los pulmones, también se incrementa la presión al corazón”, explica el Dr. Bradley. “Es como la técnica de resucitación cardiopulmonar (CPR), pero usando los pulmones en lugar de las manos. En realidad, lo que se consigue es reducir la carga de trabajo a la que está sometida el  corazón, permitiéndole descansar y recuperarse durante las horas del sueño”.

  2. ViñetaDespués de un mes usando disciplinadamente la máscara nocturna, los ocho pacientes mostraron una mejoría significativa en el funcionamiento de sus corazones,  mucho mayor que la que pudieran haber podido obtener con la ayuda de  cualquier medicamento.

  3. ViñetaA partir de ese momento, se les indicó a los pacientes dejar de usar la máscara;  una semana después, su estado de salud era nuevamente el anterior al momento de haber iniciado la investigación,  lo cual sugiere que la apnea del sueño  tiene mucho que ver con las enfermedades del corazón que presentaban.

  

En otros estudios similares, el Dr. Bradley ha podido comprobar que con ayuda del C.P.A.P. la calidad de la vida de los pacientes cardíacos mejora  notablemente: muchos son  capaces de reanudar un nivel determinado de actividad física (jugar golf otra vez y tomar largos paseos, por ejemplo); además, tienen un sentido mayor de bienestar emocional y de control sobre su enfermedad cardíaca. En algunos casos, la hipertensión logra ser controlada completamente, y la presión arterial vuelve a sus niveles normales.

CARDIOLOGIA